domingo, agosto 05, 2007

Más allá de las palabras.

Más allá de las palabras es una descripción casi exacta de lo que he llegado a sentir con algunas mujeres, es esa fascinación por el misticismo que da lo agradable de un momento que no tiene precio, he sumado un conjunto de sensaciones, de fieles reacciones cuando estás al lado de la persona que para vos es el mundo, que sentís como si fueras la pareja que ha tenido la gratificación y la dicha de ser premiada con total armonía y de un amor verdadero(aunque al final no lo sea así).

Saludos Cordiales.

Más allá de las palabras.

He tenido la grata experiencia de compartir ideas contigo, lo mejor de todo es que entre tantas palabras al aire se me ha olvidado por completo el pasar de las horas, la parte más negativa es que también olvide la cantidad de bebidas consumidas, pero no te preocupes ha sido una agradable velada, me encanta mirarte y escuchar tu punto de vista, esa gesticulación a veces disparata cuando tratas de darle orden a las ideas y explicar tus teorías, pero no siempre los temas filosóficos son los únicos que me atraen, hemos hablado muchas veces la máxima estupidez o la frivolidad más acorde con el momento, pero me ha encantado, es bello verte reír al igual que cuando jugueteas con una moneda, una rama o cualquier otro elemento en tus manos.

Discúlpame si mi actitud parece un tanto burguesa, pero me encantaría poder tomar un buen vino italiano, mientras converso contigo, y preferiblemente con una buena canción de ambiente de los grandes músicos, no esas ordinarias tonadillas infladas de loops llamadas reggaetón que pertenecen a lo prosaico de la vida, esa que llena el corazón de un público muy populacho, yo te estoy hablando de Mozart o del gran Wagner… sé que no tendrás objeción alguna, si al fin de cuentas se que ambos nos regocijamos siempre de esta gala.

¡Que inútil sería seguir negando! sí bebé, que absurdo aseverar que no tengo intenciones de abrazarte por un instante y apartar la platica, al final tu cabello ha logrado distraerme, y no puedo dejar de observarte fijamente a los ojos, te ríes y me preguntas: — ¿Qué te pasa?, pero yo me quedo callado por un instante y te digo: —he perdido la noción del tiempo, del espacio y me he focalizado en el elemento más hermoso de mi corazón, y no te hagas la desentendida, sabés perfectamente que hablo de ti…

Tus manos siguen jugando pero esta vez ya no con un objeto inerte, tus tiernas y sagradas manos buscan la vida que se encuentra en las mías, y poco a poco ese sentir de la piel se va convirtiendo en un elemento fusionado y yo ya no quiero que te separes de mí, necesito de tus manos ya sin ellas no me siento completo te miro y te digo: — hemos hablado más con las manos que con las palabras, hemos platicado más con la mirada, que con la boca, no importa al fin con que lo hayamos hecho, lo que importa ahora es que estoy completo, no como todos esos días en los que me sentía triste y solo, esos días que miraba los atardeceres y dormía solo, que creía en las promesas que me hizo la gente muchos años atrás, y que terminaron devastadas en sufrimiento y en momentos en los que creía poder encontrar esa parte extraviada de mi persona, no, ¡no separes las manos de mí!, déjame seguir pensando que eres la parte exacta que le faltaba a mi corazón, podemos seguir cavilando horas y horas, pero sabes bien que el único pensamiento que te puedo decir es que te amo.

He tomado un poco de aire para poder decirte las últimas palabras, mi cuerpo no tiene fuerza para hablar más, pero he dicho: —podemos seguir hablando, por más horas, horas de horas ¿Qué son las horas? Yo ya perdí la cuenta al estar contigo todo este tiempo, me quito el reloj de la mano, ¡ya no me importa! Ahora estoy atrapado al lado tuyo, pero no importa, podría estar atrapado por los siglos de los siglos, sí total aquí es el único lugar donde me siento persona, el único lugar donde se escuchan mis risas, se mueren mis penas, si tu cuerpo fuera una jaula en la que yo estuviera encerrado, ¡Que boten la llave! Yo sólo quiero pertenecer a este mi sitio, a este mi hogar, no necesito ahora hacerte el amor, porque el amor te lo estoy haciendo, desde que comenzamos a hablar este maravilloso día, ¿Sabes con que alimento este amor? Con verte al lado mío cada mañana que despierto, que huelo tu aliento, tu presencia, y que siento que la vida es eterna, que es eterna al lado tuyo, me ha costado demasiado decir estas últimas palabras, porque ya no puedo hablar más, pero ¡no me mires así asustada! Esto no significa, que me este muriendo y que el amor se acaba, significa que a partir de este momento hablare con el corazón y con mi piel, porque pasaré la noche haciéndote el amor.

2 comentarios:

BETTY dijo...

Me encantó la parte de hemos hablado mas con las manos que con palabras, fue muy especial esa parte ya que a veces al sentir te puedes comunicar mejor que si estuvieras hablando por horas.
Felicidades gabo me encantó como todo lo que escribes.

Gabo dijo...

n_n Gracias Betty es un placer leerte por acá y que te agrade mi manera de expresarme... :)

Saludos Cordiales y espero leerte pronto.